Cuidemos Nuestros Ojos – Cómo evitar la tensión ocular

Aunque tus ojos están diseñados para ser utilizados las 24 horas del día, si te enfocas en pequeños objetos durante un período prolongado de tiempo, como al leer o trabajar en la computadora, podrías sufrir de tensión ocular.

Los síntomas de la tensión ocular pueden incluir visión borrosa, picazón en los ojos, espasmos en los párpados, dolor de cabeza y sensibilidad a la luz.

La tensión ocular alta del ojo, te puede dejar ciego.

Pasos para evitar la tensión ocular

  1. Posiciónate en tu trabajo teniendo en cuenta tus ojos, sobre todo si tu tensión ocular es causada por trabajar demasiado en la computadora. Para reducir el resplandor, asegúrate de que ni tú ni el monitor de tu computadora estén frente a una ventana. El monitor debe estar al nivel de los ojos, a 18 a 28 pulgadas de distancia de tus ojos.
  2. Usa iluminación incandescente y evita las lámparas de alta intensidad, ya que proyectan sombras y crean reflejos. Coloca una luz tenue a cada lado de tu lugar de trabajo para crear una iluminación uniforme sin áreas oscuras o sombras.
  3. Ajusta la configuración de tu monitor para tener una visibilidad óptima. Utiliza los controles de brillo y contraste, así como ajustes de color si el monitor los tiene, para llegar a una configuración que genere la menor cantidad de tensión. A su vez, amplía las imágenes y el tamaño de las letras que miras.
  4. Da a tus ojos un minuto de descanso cada 20 minutos – esto puede ser suficiente para evitar la fatiga que conduce a la tensión. Cambia el área de enfoque al mirar alrededor de la habitación o por la ventana un objeto que esté al menos a 20 pies de distancia. Concéntrate en el objeto distante durante 1 minuto y, a continuación, cierra brevemente los ojos antes de reanudar el trabajo.
  5. Ejercita los músculos de tus ojos. Mueve tus ojos lentamente de lado a lado, hacia arriba y abajo y en dirección diagonal. Repita esto de tres a cinco veces, un par de veces al día.
  6. Frota tus manos una con otra para crear fricción y calor, luego coloca tus palmas sobre los ojos cerrados y descansa. Comúnmente conocida como “ahuecamiento”, esta práctica puede ser muy relajante.

Consejos

  • Aunque puede ser tentador leer un buen libro en cualquier momento y lugar, lo mejor es que estés sentado durante la lectura y sosteniendo el libro de forma paralela a tu cara. Cuando estás acostado durante la lectura, el ojo se tensa más, especialmente si estás más cerca del libro.

Advertencias

  • Consulta a tu médico si tus intentos por evitar la tensión ocular no tienen éxito. Un examen de vista determinará si necesitas lentes correctivos. Los músculos de los ojos se tensan fácilmente si tus ojos necesitan corrección.

 

Fuente: es.wikihow.com

Comments are closed.